Los bateleros del Volga

I. Repin. “Los bateleros del Volga”. 1873

Iliá Répin trabajó en la composición de este cuadro durante tres años, yendo al Volga, donde observaba y estudiaba la vida de los bateleros.

Repin se maravillo sobretodo con la figura del antiguo pope Kánin, jefe de una cuadrilla de bateleros. El personaje sorprendió al maestro por su filosófica mentalidad y la riqueza de su alma. A su derecha del Kanin se situa un antiguo púgil y a su izquierda, vestido en amplios pantalones aún no gastados, está el marinero Ílka. En medio de la cuadrilla destaca Lárka, un joven vestido en una camisa rosada, hijo de campesinos, que se ha parado para arreglarse la sirga. Los últimos son un campesino que parece completamente extenuado y un hombre de rasgos orientales.

A lo lejos, como contraste, se divisa un buque de vapor bajando por el rio.

Esta obra forma parte de la colección del Museo Ruso de San Petersburgo.

2 comentarios:

enric dijo...

En primer lugar, mi más sincera enhorabuena por el blog, y decirte que me he permitido poner un enlace a este post en "Samfaina d'Arts", en otro post en el que se habla de la interpretación de "Los remeros del Volga" cantada por el bajo búlgaro Boris Christoff.

Un abrazo.

Mikel dijo...

Me pregunto si es correcta el uso de la palabra 'batelero' para esta actividad. Creo que la actividad se llama 'sirga' y ellos son 'sirgadores'. Llegué a este cuadro por el poema de Rimbaud "El barco ebrio" donde menciona a los sirgadores. Según las traducciones los llaman remolcadores o conductores. En el Nervión todavía había sirga a principios del XX y la ejercían mujeres, para remolcar gabarras.

Publicar un comentario en la entrada